CONVERSEMOS

Educación Sexual de Calidad

Hoy en día, una educación digna, de calidad y equitativa es lo que más se pide en las calles, incluso mucho antes de la revolución del 18 de octubre del año pasado. Ahora bien, si queremos hablar de una educación digna no podemos dejar atrás la educación sexual integral (ESI), ya que en estos últimos años es evidente que se necesita con urgencia una educación que le entregue información a los estudiantes sobre la vida sexual en todo ámbito.

Claro está que la educación sexual no es enseñarle a tener sexo a los estudiantes, sino  básicamente enseñarles sobre el cuidado que deben tener al momento de iniciar su vida sexual, junto a todas las precauciones que sean necesarias. La ESI también habla de las orientaciones sexuales y aquí el colectivo LGBTIQ+ jugará un rol importante, pues al tratar estos temas se revelarán mitos y curiosidades que tengan los estudiantes, del mismo modo en que podrán hablar de sus orientaciones de una forma más libre, sin miedos ni prejuicios. Cabe destacar que esto ayudará tanto en la salud mental de los estudiantes, como en su ambiente social.

Hablando del día del alumno, creo que la ESI es un derecho que cada estudiante debiera tener, el de conocerse a unx mismx, de recibir información para su vida y que ésta le sea beneficiosa; información que sea entregada por personas capacitadas en estos temas, a fin de evitar caer en falacias y mitos –como la imposición de la pornografía, por ejemplo-. La información que hoy manejamos no siempre es la adecuada y la mayoría de las veces está heteronormada, sin atender la diversidad, algo que siempre ha estado presente.

Los estudiantes han hecho mucho por el país estos últimos meses. Iniciaron una lucha que no les concernía directamente, como fue evitar el alza en las tarifas de Metro para adultos. ¿No creen de deberíamos devolverle la mano? Y qué mejor manera de hacerlo que entregándoles autoconocimiento, cuidado, salud mental y física, que frente al  derecho de decidir qué hacer con su cuerpo, tengan la libertad de expresarse tal cual son, que el rendimiento escolar no baje ante el bullying que podrían sufrir al ser distintos o que no se sientan motivados a seguir adelante, porque se sienten incómodxs o esconden algo que les da vergüenza expresar. Sí, todo esto influye en el aprendizaje de un estudiante. La educación sexual integral abarca muchos temas de forma directa o indirecta. Y debe ser para todxs, porque ni el color de piel, las creencias, la orientación, el lugar de nacimiento o el estado económico, lxs salvará de una enfermedad de transmisión sexual, de la LGBTIQfobia, ni mucho menos del VIH.